sábado, 21 de julio de 2012

20-7-2012 De nuevo en Bangkok

Se duerme muy bien en el tren. Sólo recuerdo 3 paradas de las 21 previstas, así que el resto lo he pasado durmiendo, por lo que habré planchado la oreja al menos 9 ó 10 horas. A las 7,00 me avisan de que llegamos en 20 minutos y recogen la cama para convertirlo de nuevo a asiento aunque la llegada finalmente se produce a las 8,00 porque parece que los atascos de las calles adyacentes se han trasladado también a las vías del tren. Estupenda experiencia en el tren. Recomendable.


Cojo un taxi y me voy al hotel, como tardaran media hora en tener preparada la habitación, aún es muy pronto, voy a desayunar en un Starbucks y luego ya puedo ducharme y cambiarme tranquilamente. Los taxis es muy habitual que tengan su propio "templo particular".


Después y como ya conozco la ciudad, me lo  voy a tomar con calma, así que me voy a un centro de masajes donde me hacen un completo...., no es lo que creéis, gamberros, es masaje, manicura y pedicura que hay que llegar a casa con los deberes hechos.


Un par de horas y con 800 baths menos, vuelvo al hotel a colgar las fotos de ayer en el blog y después me iré a hacer una excursión a lo largo del Chao Phraya a ver si descubro nuevas cosas, pero antes llevo la ropa a la lavandería para no tener que currar a la vuelta y porque esta tirado de precio.
También aprovecho para encargar dos trajes de lana de Tasmania y Seda o eso me han vendido porque es lo que pone en las bobinas, y es que los había mucho más baratos,  y cuatro camisas, también a medida, como el precio es más que razonable he elegido lo de mejor calidad en ambos casos, ya veremos que tal. Aparentemente hay mucha diferencia en el tejido. Tengo que ir a hacer la prueba a las 21,30 y mañana las recogeré sobre las 18,00 horas ya que las 20,30 tengo previsto irme al aeropuerto de vuelta a casa.


En fin, toda la mañana ocupada y aún no me he hecho un tratamiento de pies de esos que te comen la piel los pececillos y que haré cuando vuelva de mi vuelta por el río.
Voy andando unos 20 minutos hasta uno de los muelles donde para el servicio publico de barcos.
El precio para todo el día, subiendo y bajando donde quieras es de 15 baths, poco mas de 30 céntimos de euro.


Recorro de Sur a Norte todo el río desde Silom, donde hay modernos hoteles y edificios hasta que llegan de nuevo las construcciones modernas tras el viejo Bangkok.


cogiendo el barco de sentido inverso y bajando frente al Wat Arum. Es importante fijarse en las construcciones mas antiguas que están hechas sobre pilotes igual que los canales que surgen del río y que antiguamente eran la red de transporte y el comercio de la ciudad.


Callejeo por calles donde no hay un solo turista y finalmente cojo un taxi de vuelta al hotel. El trafico, como siempre en esta ciudad, es infernal.


Hoy sólo he comido en todo lo que llevo de dia un croissant y café para desayunar y a mediodía un mango,algo raro, es como si estuviera verde pero no lo está y le añaden, si quieres,  azucar, no te avisan que éste tiene también algo de picante, eso en todo el día. Así que voy a buscar un buen restaurante local para cenar ya que será la ultima en Thailandia junto a la de mañana en el Aeropuerto de Suvarnabhumi.
Bueno, ya me he hecho lo de los peces. Hacen cosquillitas y desde luego comen. Que conste que te lavan antes los pies no vayan a comer cualquier cosa. Mirad que sensibles son, en cuanto mueves un dedo se las piran. Las zonas mas sabrosas parecen ser los huecos entre los dedos y los pelillos de la pierna.

video

Finalmente, aunque lo he buscado, no he encontrado el restaurante que recomendaba la guía y que estaba cerca del hotel así que he ido por Silom Road hasta que he visto un puesto callejero con mucha gente y buen aspecto. Desde luego es imposible que no te den la comida recién hecha.

video
He pedido una Coca Cola que me han servido como un coctel, con piña y todo.


Después ha venido la comida, un curry rojo que aunque me han dicho que era picante medio finalmente era bastante suave. Muy rico, no se que llevaba pero estaba buenísimo.Como no entendía la carta me he limitado a pedir un curry rojo con pollo y arroz blanco aparte.


Las 21,30, hora de ir a probarme los trajes y camisas. La verdad es que lo hacen bien, otra cosa es que engorde mas de lo previsto, lo que no es de extrañar porque la verdad es que me veo bien, me ha sentado estupendamente la dieta asíatica. En principio las medidas están clavadas. Son unos hachas!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario